viernes, 8 de octubre de 2021

Tiempos

Renuncio, me marcho, lo dejo.
Me niego a seguir con tus consejos vacíos,
con tus pisadas sordas, 
queriendo provocar terremotos.

Recojo mi sombra vapuleada
y, ten por seguro, que no vuelvo.
No me temblarán los cimientos, 
pese al castillo de naipes. 

No quebraré mis espejos,
ni traerán peor suerte 
sin tu reflejo escondido en sus brillos.
Ya arreglo yo tus destrozos impunes.

Apatía, miedo, desilusión...
Es hora de que se acabe lo nuestro.
No soy yo, eres tú.
Tú y este trío de dolor traicionero.

Me cargo ahora mi hatillo
con tan solo mis culpas en su peso,
y que me acoja el camino,
en su distancia y en mi tiempo.



sábado, 28 de agosto de 2021

Deshechos de encierro - Sin editar

Se acabó el rocío que regaba mis primaveras
y nos pilló el deshielo con ganas de sequía.
El mundo se plegó ante mis ojos
y yo, como fiel parásito simbiótico,
me aferré con fuerzas a su final anunciado,
luchando por arrancarle 
hasta el último gramo de energía.

Así sentí apagarse el aire
cuando el cristal de mi ventana rompió en pedazos,
sin más refugio que la ironía. 



viernes, 21 de mayo de 2021

Esencia de siempreviva

En su voz,
me quedo en la cornisa de su voz.
Allí donde no llegue le ruido,
donde se centran los secretos...
Entre lo dicho y lo vivido.

Me quedo en el sabor de las sonrisas,
oculta entre los labios,
ocupa en sus cantares,
siempreviva
    en nuestro jardín de rosales.

Me hago trinchera,
refugio en sus papilas,
cerca de los besos
que aún le queda por dar. 

Decreto santuario.

Que el mundo pare si es que gira
y se apaguen los mañanas.

O que el pasado calle.

Que me escupa en mentiras,
y me aleje de su verso en un susurro. 
Que sane su recuerdo
y el salitre de sus ojos ahogue las heridas. 

En mi voz,
me mudo a los pliegues de mi voz.
Allí donde el deseo quemó los planes,
donde saltaron los puntos,
donde dolió la risa...

Regreso 
a la última repisa,
junto al grito desgarrado de otra vida.

Recupero mi canción.

Quizá algún día, 
el aire y el vacío
compartamos melodía. 

De momento 
abandono tus labios,
a ver si el tiempo,
la brisa,
los kilómetros...
el adiós,
te cicatrizan. 



martes, 13 de abril de 2021

Vidas vacías

De pronto, se adormece el día,
se apagan los latidos de la noche,
se cierra el horizonte…
Quizás sea que el mundo ya no gira.

Aquel skyline de París se difumina.
Los rascacielos que rasgaban nubes
hoy dan la guerra por perdida.
Grita retirada la ciudad envejecida
y caen solas las murallas, enmudecidas.

A la orilla del mar bravo,
la marea cobra vida y devora, con urgencia,
los granos que una vez hicieron playa.

Aquel remanso de paz en el desierto,
aquel oasis de cuento,
invaden la capital sin miramientos.

Las farolas se inclinan a su sombra.
Las enredaderas abrazan puentes.
Tienden ramas los arbustos.
Alargan el tallo los rosales,
clavan sus espinas.

Un eclipse fuera de órbita.
Un cambio de rumbo pactado entre astros.
La Tierra revelándose con valentía,
luchando por sobrevivir a su infección maldita.

Lecciones de vida;
la naturaleza recuperando su espacio
y el espacio dándonos la tregua
por suspendida.

La realidad se impone
y nos desaloja
de esta triste
vida
vacía.



lunes, 30 de noviembre de 2020

Camino

Yo solo quería dejar huella,
tú te pegaste a mis suelas, sin preguntar
y no te quise molestar..

Pero hoy quiero caminar sin rumbo fijo,
con el peso de mi cuerpo como único equipaje,
con mi futuro por paisaje
y toda una vida por delante:
con sus baches y colinas,
con sus desoladores descampados
y sus primaverales praderas.

Quise caminar bajo tu estela,
solo para conocerme las estrellas
y adivinar constelaciones cuando vuelva
a enfrentarme a esta utopía
de sentirme solo mía
y de ser, tal vez, yo misma.

Ser mi ruina preferida,
mi amuleto de la suerte,
mi constante y sintonía.

De encontrarme entre mis líneas
y dejar de dibujarte por costumbre
o por manía...
Descubrirme entre mis días
sin buscar en los rincones otra risa distinguida,
cualquiera menos la mía...

Ser siempre mi segunda opinión,
quizá darme la razón sin escucharme
entre medias tintas y casi verdades.
Liberar mi corazón de mentiras aprendidas.

Librarme de tus zapatos,
caminar por mi deriva,
aprenderme en esta piel nueva
y mudar las pesadillas.

Que mis heridas sean
únicamente mías.


Lo más leído