sábado, 8 de agosto de 2020

Her

I was waiting on the sidewalk
in the middle of the traffic jam
all lights were turning red... yet
I was still waiting for you to came.

All the signs and the alerts
all the barriers up my head
walking blinded through midnight
just one thought craking my brain:
she'll be there.

Wind blowing my clothes away
cold melting my fears, frozening my tears
keep on going, move on foreward
you'll be there.

Huge explosion,
no more clear lights
I feel your arms around me
that's it
final bows for all the crowd
you found me.


martes, 4 de agosto de 2020

Silencios

Se quedaron con el eco,
un susurro en pleamar sin testigos
y una ola haciendo historia en la bahía.
¿Quién se fijaría en su salitre,
si en marea baja solo quedan las migajas
de lo que fue su destrozo? 

Acallaron su vacío,
no entendieron de su ausencia,
mientras con grandes promesas gritaban
cada quien de su martirio.

Conversación de besugos:
la del mar con sus vaivenes.
Arena que seca confesiones,
mares que traen nuevas pérdidas.

De su monólogo desgarrado
se quedan las conchas rotas,
que esquivan, cortantes, quienes sospechan
o ignoran, valiosas, quienes conocen.



viernes, 24 de julio de 2020

En el fuego

Con la vida a los talones
esperando otro traspiés.
Con el eco echando humo,
con la voz a flor de nuez...

Todo pasa en un segundo,
no se puede cerrar la vista.
Hay fuegos que tras los párpados
siguen quemando la piel.
Sombras en las esquinas,
huellas más allá de las pisadas,
silencios que abren heridas
y gritos que cierran llagas.

Una noche el cielo abriga,
al siguiente el sol congela,
y como en un huracán en el desierto
tu vida patas arriba tan solo levanta polvo.



jueves, 9 de julio de 2020

Arenera


Ella creía en un futuro que nunca llegaba,
guardaba los segundos gastados en su arenero
y cada noche repasaba recuerdos hasta dormirse.

Al despertar, vaciaba el terrario en pequeñas vasijas,
calentaba las ascuas y cerraba el vidrio con mimo,
sin fisuras, sin sobrantes...

Cuando llegó ese futuro que parecía tan lejano,
soltó sus relojes de arena
regaló sus sueños favoritos.

Así nació la magia,
en un tiempo compartido sin saberlo
entre millones de granos de arena.



sábado, 4 de julio de 2020

Nana

Tarareando las canciones
del mar donde conocí la risa,
cualquier tejado es refugio,
cualquier refugio, morada,
cualquier morada mi sitio
si el viento aviva las aguas.

Que allá donde el horizonte llegue
un día se extiendas mis alas,
para poder enseñarte
que tan solo un río nos separa.


Lo más leído