lunes, 31 de marzo de 2014

La mente lo sabe - cap. 3


LA MENTE LO SABE
Una niña pequeña puede crecer, un árbol dar fruto, un animal morir, pero todos tienen una historia que contar, una vida (corta o larga) que narrar antes de viajar a otro mundo. Mónica contará su historia y nos introducirá al mundo de la belleza, a la destreza total de lo natural y a los secretos de la mente. Bajo la mirada y la protección de Shrilka, Mónica luchará por un motivo justo: volver a casa.



Capítulo 3 – ¿Pero qué está pasando?

[De vuelta a la realidad]

Mónica reaccionó al instante variando su posición hasta una reverencia leve ante su maestra. No se atrevió a hablar, ya la he cagado suficiente por hoy pensó.

-         Tranquila, Mónica, no es necesaria la reverencia, aunque veo que ya sabes quién soy – una amplia sonrisa se dibujó en su rostro provocando un gran escalofrío en Mónica.
-         Perdóneme, maestra, pero… ¿a qué se debe la visita?
-         Vengo por Shril
-         ¿Le ha pasado algo?

Mónica sabía que hacía mal en interrumpir a un superior, porque claramente Sharick lo era, pero en el momento en que nombraron a su compañero un horrible pensamiento había atravesado la mente de la joven. Shrilka no solía molestarla en sus horas de clase, y menos cuando practicaba el mantra. Aun así, el hecho de que aquella maestra estuviera allí le hizo plantearse lo peor, que algo le hubiera ocurrido al dragón.

Supuso que Sharick se enfadaría con ella y que tal vez incluso empezara una lucha, o más bien la acabara, porque poco tenía que hacer Mónica ante una maestra. Pero las suposiciones no tuvieron nada que ver con la realidad, lejos de enfadarse, Sharick cerró la puerta mediante un suave movimiento de muñeca (en otro momento, ese uso de la magia habría causado una gran impresión en Mónica y un millón de preguntas, pero no podía fijarse en nada de eso si temía que su amigo pudiera estar en apuros) y se acercó a Mónica con una expresión totalmente diferente a ninguna que esta hubiera visto jamás en la maestra, parecía preocupada, comprensiva, incluso habría jurado ver algo de ternura…

-         Tranquila, pequeña, supongo que debí haber avisado de mi llegada, pero todo ha sido muy repentino, discúlpame.

Acto seguido hizo un acto que Mónica jamás pensó ver en ella, le hizo el Sawabona, el saludo oficial que se ha de dar a los superiores a ti o a aquellos a quien consideras dignos de tu afecto por sus actos y su alma. (Vale, sí, suena rarísimo, pero así se lo explicó Shrilka a Mónica y así os lo transmito yo). Obviamente, Mónica contestó con el correspondiente Shikoba, pero aún no entendía por qué Sharick le otorgaba semejante honor a una don nadie como ella.

-         Maestra, me disculpo por mi arrogancia al interrumpirla – dijo cabizbaja.
-         Punto uno, peque, trátame de tú, soy Sharick no Maestra. Y punto dos, es normal que lo hicieras, tu compañero pudo haber estado en peligro. Soy yo quien debería disculparse por mi falta de tacto.
-         No sabría qué hacer sin él.
-    Lo sé, pero no te preocupes, el grandullón está bien. – le revolvió el pelo y volvió a su posición tranquila inicial. - ¿Quieres hacerme una pregunta, verdad?
-      ¿Tanto se me nota?
-      Aunque no me guste que me llamen así, soy Maestra de Kia, no serás la primera aprendiz ni la última que pase por mis manos.
-         Vale, ahora tengo dos preguntas
-         JaJaJaJaJa. Está bien, dispara.
-         Vale, la primera es respecto al Sawabona
-         No digas más, supongo que Shril te ha contado cómo funciona y no sabes por qué he iniciado yo el saludo, ¿me equivoco?
-         Bueno, sí… Shrilka dijo que lo inicia el que tenga un estatus inferior…
-    Y el grandullón tenía razón, pero estoy segura de que también te habló de que tiene otro uso afectivo.
-         Sí, pero…
-     Pero… ¿no sabes por qué yo te aprecio? – Mónica se limitó a negar con la cabeza – está bien, pequeña, ya te lo explicaremos todo a su debido tiempo. ¿Y la segunda?
-         ¡Claro! Antes has dicho que voy a ser tu aprendiz, ¿es cierto?
-         JaJaJaJaJa. Eres la leche, JaJaJaJa. Sí, seré tu maestra, por eso vengo, para arreglar las cosas con Shril, al fin y al cabo, él es quien presentó tu candidatura y quien piensa responsabilizarte. Pero ahora no hay tiempo de hablar de ello, ¿has visto al alado?
-         Supongo que te refieres a Shrilka. No, pero sé cómo llamarle… esto… ¿vienes conmigo?

Sharick siguió sonriendo y la cogió del brazo poniéndola justo delante de sí, no sin añadir una “palmadita” en la espalda.

-         Esas dotes de mando, di que sí, peque.


Ya han contactado con el dragón y, sin saber muy bien cómo, Mónica se ha visto envuelta en una batalla de egos por ver quien “llamaba a los Adultos para darles la noticia”.

Menuda frase, han repetido lo mismo mil veces y aún no me dicen qué diantres significa. Al menos podrían hacerme caso, después del momento que me ha hecho pasar la loca esta, porque será una maestra y todo lo que quieras, pero la tía está como una regadera…

-         Shrilka, ¿me dices de una vez qué coño está pasando?
-         No digas tacos, Mónica, ¿qué van a pensar de la educación que te he dado?
-         Vale, no les digo, pero ¿me dices tú lo que te he preguntado?
-         Ahora lo ves – esa cara de expectación de Sharick provocó en Mónica el mismo efecto.

De repente Mónica empezó a marearse y una luz blanca tremendamente intensa la cegó instantáneamente. Era la misma sensación que cuando viajaba con Shrilka a aquel mundo al que pertenecía Sharick, así que la emoción fue en aumento en el interior de Mónica, porque ese lugar le encantaba, era su hogar. Así que, aunque no sabía qué iban a hacer, sabía que su compañero nunca haría nada que le hiciera daño.

No iremos a empezar ya el entrenamiento con Sharick, ¿no? Que esta tía está loca, si no sentamos antes las bases, me mata… ¡Shrilka, socorro! ¿No me irás a dejar en manos de esta psicópata?

El dragón pareció haber escuchado aquel comentario, ya que empezó a reír sonoramente y le dedicó unas palabras a Sharick en un idioma que Mónica no entendió, pero que por la reacción de esta, tendría que ver con la joven.

domingo, 30 de marzo de 2014

Maca y Esther - ¿qué pondría en la nota?


Al volver a ver esta escena de Maca y Esther en Hospital central, he decidido dejar volar mi imaginación y escribir las posibilidades que contenía la misteriosa nota… os dejo 10 opciones que se me han ocurrido:




(desde el min. 12:40 hasta el final)


1: ¿Sabes qué tienen en común los dos regalos que te he dado? Que la tostadora calienta tanto como los dedos que llevan puesto este anillo… ¿te apetece demostrarlo?

2: Te noto algo febril, tendrás que pasar el día en la cama y será mejor que una enfermera te vigile… ¿te valgo yo?

3: ¿Recuerdas que salí más tarde de casa? Estuve preparando tu regalo; esposas en la cama, nata en la nevera y tu novia recién depilada… ¿se te ocurre cómo terminarlo?

4: Me ha dicho un pajarito que te gustaba Willo, de Buffy Cazavampiros y pensé en comprarme el disfraz, solo que creo que igual es muy atrevido… ¿quieres verle?

5: Cuando era niña mis padres decían que en el día del cumpleaños podía pedir lo que quisiera y ellos me lo daban, ahora la cumpleañera eres tú así que pide lo que quieras ;)

6: Al lado de donde compré esto había un sex-shop y no pude evitar entrar… tu tercer regalo está esperando en casa.

7: El anillo te queda genial, pero luego mejor te lo quitas, que quiero esas manos para mí un ratito.

8: Desde pequeña me han dicho que soy buena con la lengua… pensé que se referían a mi forma de hablar, pero quizá pueda usarla de otra forma, ¿se te ocurre cómo… o más bien, dónde?

9: Vale x1 striptease

10: Vale x1 masaje ¿con final feliz?


Si os gusta, haré más entradas como esta en el blog, podéis sugerir otras series o películas si queréis
Pasad un buen día =)

jueves, 27 de marzo de 2014

¿Cómo disimular/esconder un chupetón?

pues.... eso, que este vídeo me ha gustado como me ha quedado, espero que a vosotros también.


 

Dejad en los comentarios más formas de ocultar estas marcas.... ^^


PD: si quieres saber cómo hacerse chupetones a uno mismo, sigue leyendo...

1. hazte un pequeño óvalo amarillo (muy claro) y difumina con el dedo
2. Encima de esto ve añadiendo rojo hasta que quede como quieres. Y difumina con el dedo
3. Bordéalo con un poco de azul para darle volumen y algo de realismo
4. Para mejorar el resultado hazte unas pequeñas marcas con las uñas para simular la mordedura

domingo, 23 de marzo de 2014

Oda a Shane McCutcheon ^^

Si os gusta la sonrisa, la actitud, la personalidad, el físico y un largo etcétera de Shane, disfrutad:


No puedo evitarlo, esta tía es mi Top 10 en todo...
Esta entrada está completa y totalmente dedicada a Shane McCutcheon (que no Kate, la actriz).





















Ahora una un poco Creepy/Gore/Llámalo X...
.
.
.
.
.

 


Bueno, solo diré que de todas estas no he descargado ninguna para esta página, son todas sacadas directamente de mi pc.
Creo que ya he saciado (de momento) mi PEQUEÑA obsesión con este personaje...
Que tengáis un buen día, nos vemos por aquí... =)

Baile de sillas - cap. 3

BAILE DE SILLAS

Esta historia trata de una chica algo frustrada cuyo único sueño es bailar. Lo consigue al llegar al instituto nuevo en LA, la única pega es que para hacerlo ha tenido que mentir. Cuando llega al instituto ha tenido un problema en las piernas y va en silla de ruedas, al principio piensa que es un gran problema, pero descubre que gracias a ello encaja a la perfección y es totalmente aceptada por sus compañeros, cosa que rara vez le había pasado. Pensó que era su silla de ruedas lo que gustaba a la gente, así que aunque ya no necesitaba la silla, la seguía usando. Estuvo bailando con ella, cantando y encajó perfectamente en un grupo que se hizo famoso, no solo en el instituto, sino también a nivel estatal. Es en ese grupo donde conoce a una chica de la que se enamora, aunque al principio hay problemas por su miedo al rechazo, finalmente salen juntas y todo es perfecto, hasta el momento en el que la descubre bailando de pie y todo se desmorona. ¿Qué hará esa chica al saberlo? ¿Y la protagonista, volverá a bailar?



Cap. 3-

Bueno, lo prometido es deuda, así que me he levantado antes de tiempo para contaros lo de la casa verde.

¿Por dónde empiezo? Quizá deba describírosla ya que no podéis verla. Es una casa estrecha pero bastante alta, según los pocos conocimientos que tengo de arte, creo que el estilo podría ser gótico o algo así, ya que todas las oquedades tienen un pequeño arco apuntado. Pero bueno, lo importante es que es muy bonito y llama mucho la atención, ya que no se parece en nada a los edificios que lo rodean y es raro que no lo hayan tirado para construir uno que conjunte con los de alrededor.  

La puerta tiene un relieve precioso de unas máscaras antiguas bajo una especie de manto que Aly me contó que era una capa característica del teatro antiguo. Bajo el relieve hay una aldaba en forma de guitarra con la que puedes formar notas según cómo llames porque tiene una tiras heterogéneas en la parte con la que roza la puerta y así suena distinto.

Bueno, eso es por fuera, que ya mola bastante, pero lo mejor está dentro… y no, no lo digo porque dentro esté Aly, no estoy tan obsesionada con ella… Por dentro, como tiene seis pisos y no necesitan tanto espacio, los padres de Aly han hecho una piscina en el piso de abajo y un estudio en el de arriba para que Aly pueda ensayar con la batería, la guitarra y el piano sin molestar a los demás.

Otra cosa reseñable es la decoración, tienen millones de cuadros y cada piso tiene una temática diferente; en el primer piso es la naturaleza y tiene cuadros de los cuatro elementos (fuego, tierra, aire, agua), de flores, de árboles, de fuentes y paisajes exteriores…; en el segundo es algo así como el humanismo y está lleno de imágenes de personas célebres o de la calle, de poemas y relatos breves que exaltan la belleza y la bondad del ser humano, de tratados de evolución y demás cosas que pueden sonar extrañas pero son geniales; el tercer piso lo han dedicado a manga, anime y demás, es el paraíso friki: dibujos, posters, vídeos, cómics, figuras de coleccionista, disfraces… En el cuarto está la habitación de los padres de Aly, así que ellos han elegido el tema y las paredes se llenan de posters y discos de vinilo de su época; el quinto es de Aly, por la misma razón que antes, y es una mezcla de posters y dibujos de sus series, grupos, películas, teatros… preferidos. Y bueno, el piso bajo es el de la piscina así que está muy poco decorado, y el sexto es el estudio que también es muy minimalista en decoración.

Lo importante de esta decoración, es que Aly ha hecho todos los cuadros y la mayoría de las esculturas. Dijo que cuando llegaron a LA no tenía demasiados amigos y se pasaba el día en casa haciendo manualidades con la música a todo volumen o viendo y leyendo todos los libros y películas de la casa.

Sé que contado así no suena tan bien como visto, pero realmente me dejó impresionada… Esa tía es la leche, ¿cómo se puede tener semejante don? Es… no sé, cuanto más sé de ella, más me gusta.

Me voy ya a clase y os cuento algo que no sea de la casa, que os estaré aburriendo un poco jeje.


Bueno, bueno, bueno, como me avisaron los Rollernoters, me acaban de entregar el guion para la obra. Lo único es que no me han asignado personaje, porque no saben si tendré que actuar con la silla o no, si voy a actuar o voy a bailar junto con os Rollers… Claro, que ni yo misma lo sé, así que es normal.

Y parece que hoy son todo buenas noticias, porque también me han dado la nota de un trabajo que hicimos ayer en clase y me han puesto un sobresaliente. La profesora me ha felicitado por lo bien que me he adaptado al colegio y esas cosas y me ha ofrecido ayuda en lo que necesite por eso de haber empezado a mitad de curso.


Hora de comer, Marco dijo que no trajéramos nada porque nos iba a invitar él a su casa aprovechando que sus padres no están, así que ahora mismo estamos esperando a Willow que es la única que sabe llegar hasta allí.

-          Buenas, chicos, ¿estáis todos?
-          Sí, estamos listos, vamos yendo que al final Marco se enfada.

Yo he preferido esta vez y la última porque manejo mejor la silla y, aunque de normal suele ir la primera liderando el grupo, Aly ha insistido en venir conmigo. Me parece raro, pero los demás no deben de darse cuenta o no les debe de importar, porque ninguno parece hacer ningún comentario al respecto. Definitivamente esto en mi barrio no pasaba, en el momento en que algo salía de lo normal ya había mil rumores de una posible pareja, más aún en mi caso al ser la única “bollera” de la zona.

-          Sofía, vamos a entrar en un camino de tierra
-          Eh.. vale… no hay problema - ¿pero qué dice ahora?
-          ¿Segura? Lo digo por la silla, que igual prefieres que la lleve yo, al menos ese tramo.
-      No te preocupes – ¡Ah! Era por eso. No, será mejor que lo haga yo, prefiero luchar con este trasto metálico que con mis hormonas, que ya sé yo lo que pasa cuando me lleva ella…


Bueno, ya estamos en la casa, el camino de tierra no ha sido tan difícil, no sé por qué Aly… Bueno, nunca ha ido en silla de ruedas y pensará que es más difícil de lo que realmente es.

-          Hola, chicos, ya era hora, sentaos a comer. Bueno, Ritmo de hierro, tú con que te acerques a la mesa vale jeje
-          Sí, es que vengo con tanta hambre que me traigo la silla ya de casa, un poco más y cojo los cubiertos también.
-          Jejeje muy bueno, Sofía. Te ha salido un rival en esto de las bromas, Marquito, ¿a ver qué haces?
-          ¿Rival? Sabes que no, Ro, soy el bromista del grupo, nadie me quitará el título

 

Es increíble la facilidad con la que nos hace reír a todos este chico, así da gusto comer. Por cierto, la comida ha sido muy amena, además de deliciosa, tenía razón Raúl.

Ahora de vuelta a clase a por la última hora y al fin a casa. Y, como hoy no hay ensayo, supongo que me pasaré todo el día viendo películas, leyendo y haciendo el tonto al ordenador, así que por hoy daré por finalizado el día aunque solo sean las 16.00.

viernes, 21 de marzo de 2014

Poesía - Gracias, mamá

Mamá


Me diste la vida, gracias

Y en tu vientre me llevaste

Me diste sabiduría

Y tú siempre me apoyaste

Por el honor de ser madre

Nueve meses me esperaste

Después de tener ya un hijo

Bien mi embarazo llevaste

Por esto te doy las gracias

Porque nunca me dejaste

Por poder hablar contigo

Y siempre tú me ayudaste

Por esto y por mucho más

Te doy las gracias mamá

Lo más leído